"Idealmente, cada país combinaría maneras más tradicionales de curar con las maneras convencionales, de forma en que se puedan ensalzar las características propias de cada una, dejando así que se compensen mutuamente en sus debilidades."

OMS 2010

Sobre Osteopatía

 

La medicina osteopática se basa en el contacto manual para el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes. Respeta la relación de cuerpo, mente y espíritu en salud y enfermedad. 

A lo largo de los años que estudiamos osteopatía y después en formación continuada, nos empapamos profundamente de, sobretodo mucha anatomía, fisiología, biología, patología, biomecánica, neurología  .... Todo esto forma parte del estudio de los Hechos que se hayan en la Naturaleza. Con hechos quiero decir aquello cuantificable y medible , ya sea a través de los ojos o utilizando microscópios, o con un bisturí, o con análisis de sangre ect. Todo ello forma una parte esencial de nuestra educación y el osteópata tiene que profundizar en estos aspectos durante toda su vida. Inspirados por la curiosidad y maravilla que un niño muestra al ver una flor por primera vez, toda la complejidad y riqueza que aporta este estudio, hacen que uno entre más en estado de admiración y reverencia ante esta maravilla que llamamos ser humano....

De la mano de este estudio de los hechos que se encuentran en la naturaleza, hay un estudio paralelo de los Misterios que se hayan en la Naturaleza. Sus infinitas dimensiones, causalidades, interrelaciones e interacciones, imposibles de estudiar con un aparato de medición externo, pero experimentables e investigables de piel hacia adentro. 

Los tiempos en los que vivimos ahora mismo son realmente muy especiales por muchas razones, pero, especialmente lo son porque estos dos mundos de los que hablo, el de los hechos y el de los misterios están acercando manos a grandes velocidades. Haciéndonos darnos cuenta de que hay un giro a dar como sociedad y como cultura, un giro altamente positivo para todos. Hacia más salud, más felicidad y más solidaridad. 

La interrelación entre entorno e individuo, entre contexto y célula, es tan infalible como inefable.

Negando esta interrelación hemos forzado el entorno perdiendo el contacto con lo natural. Los alimentos, el aire y el agua, con el cuerpo y sus susurros, con nuestra capacidad para la alegría, serenidad y cooperación, con los ritmos del día y la noche, las estaciones, y, muy importante para nosotros como osteópatas: el movimiento...

Estos son los lenguajes naturales de una biología que ha tardado miles de años en generar esos mecanismos. Alejándonos de lo normal con nuestro estilo de vida actual, las células están enfermando, las personas nos estamos enfermando, en mente, en cuerpo y en espíritu. En los últimos 5 años me he dedicado al estudio desde la perspectiva de la teoría de sistemas adaptativos complejos y he podido aunar gracias a esto mis estudios y mis prácticas espirituales de una manera profundamente integrada.

La osteopatía es natural, es Naturaleza.... Se basa en lo que late en el interior de cada una de nuestras células, en lo que respira, en lo que se mueve y se expresa con un equilibrio dinámico. 

A lo largo de nuestros estudios y experiencia aprendemos a apoyar este poder de autorregulación y autocuración de la Naturaleza.  Sentimos que está deseando expresarse y responde con gran inteligencia cuando el osteópata proporciona las condiciones adecuadas al cuerpo del paciente. En esa relación entorno y organismo, cuando alguien pierde la salud y el bienestar, hay una configuración  más idónea a encontrar y que se traducirá de nuevo en salud. Escuchando al cuerpo y cómo necesita ser apoyado para que esas fuerzas se puedan expresar, se puede experimentar el bienestar y un deleite sutil en el vivir. Se ofrece así la posibilidad de que las personas trabajen cada vez más desde su alineación y con un rumbo más íntegro y sostenible. Simplemente más natural. 

Los practicantes de la osteopatía utilizan una gran variedad de técnicas manuales terapéuticas para mejorar la función fisiológica, apoyar y mantener la homeostasis cuando haya sido alterada por la disfunción somática, es decir, las alteraciones de la función de los componentes relacionados del sistema somático; las estructuras esqueléticas, articulaciones y miofasciales; y sus elementos vasculares, linfáticos y neurales asociados.

Siendo como es una medicina manual, son muchas y sorprendentes las áreas en las que la osteopatía puede ayudar. Desde dolores de espalda, cuello o cabeza, salud femenina, también durante y post el embarazo, a problemas digestivos, recuperación tras operaciones quirúrgicas, lesiones y enfermedades infecciosas, salud infantil (lactancia, cólicos, otitis…), además de haber demostrado su aportación para la mejora del bienestar en general o en la ansiedad y en la depresión. Debido al gran "botiquín" de herramientas que tenemos, la osteopatía es un regalo precioso en todas las edades, tanto en la salud como en la enfermedad, desde recién nacidos a adultos.

Mi deseo es compartir mi pasión por ella y poder así ayudar a muchas personas en Mallorca. 

El cuerpo sabe de lo que la mente aun no se ha dado cuenta. Si te escuchas con corazón y perseverancia, podré ayudarte.

 

Tratamientos

OSTEOPATÍA
PARA MAYORES
DE 16 AÑOS
Duración
1h15min/1h30min
OSTEOPATÍA PARA BEBÉS Y NIÑOS HASTA 16 AÑOS
Duración
1h
OSTEOPATÍA EN SALUD FEMENINA
Duración
1h15min/1h30min
EJERCICIO
TERAPÉUTICO Y CONSCIENTE
Duración
50min
TERAPIA MANUAL
Y FISIOTERAPIA.
Frecuencia semanal
Duración
45min