Osteopatía general

Tal y como nos dice la OMS en su definición, la Salud es más que la ausencia de enfermedad.

La salud es algo dinámico que se representa a través de la reserva en las funciones físicas, fisiológicas y cognitivo-comportamentales que dan resilenicia al individuo frente a los cambios del entorno.

Así pues, tanto con síntomas como en medicina preventiva, la Osteopatía tiene una gran aportación que hacer a personas de todas las edades. 

Cómo vestirse:           

Idealmente nos resulta lo más útil trabajar con el paciente en ropa interior, pero si tienes dificultades para esto, trae ropa cómoda como pantalón de deporte y camiseta de algodón fina.

Buenos hábitos:         

La hidratación es realmente importante tanto antes como después de una sesión. Me refiero a agua. También es ideal si evitas comidas copiosas justo antes de venir y después. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Tómate tu tiempo cuando vengas si es posible. 

Frecuencia de visitas:

Esto es una de esas cuestiones difíciles de responder puesto que se trata de atención personalizada para cada paciente. Un estándar es cada 3 o 4 semanas hacer una visita tanto para problemáticas crónicas como para algo subagudo.

Sin embargo, en problemas más agudos será necesaria más frecuencia.

Para ejercicio terapéutico también será necesaria mayor frecuencia, hasta que el paciente adquiera más autonomía.

Llegados al alta, se puede valorar hacer visitas de control y mantenimiento y estas serán a intervalos distintos para cada persona variando entre cada 6 meses o cada 2 o 3 meses. 

En una sesión:

Se hace una historia clínica extensa, una exploración y se propone un plan de tratamiento. Si el paciente está conforme con el plan, se procede al tratamiento y se pautan las siguientes visitas.

Si tienes preguntas no dudes en contactarme.